martes, 8 de noviembre de 2011

Aprendizaje basado en problemas

Es una estrategia de enseñanza-aprendizaje en donde tanto la adquisición de conocimientos como el desarrollo de habilidades y aptitudes en un grupo de alumnos con un docente tutor se efectúan a través del análisis y resolución de un problema seleccionado.
El punto de partida es un estudio de caso. Los estudiantes trabajan en grupos reducidos, con un tutor que dirige y facilita el proceso de aprendizaje.
Se puede plantear en las siguientes fases:
  • Clarficación de términos y conceptos.
  • Definición del problema.
  • Análisis del problema, formulación de hipótesis y estrategias de aproximación al mismo.
  • Resumen de las explicaciones.
  • Acuerdo sobre los objetivos de aprendizaje o sobre las cuestiones de aprendizaje generadas entre los estudiantes.
  • Estudio individual y personalizado, y búsqueda de los recursos necesarios para el aprendizaje.
  • Presentación e informe al grupo, donde se discuten y asimilan los hallazgos.
Las ventajas de este aprendizaje es que los alumnos consultan la biblioteca con mayor frecuencia y por más tiempo, utilizan mejor los recursos y herramientas de búquedas.
Debe existir una interacción entre el personal de la biblioteca, los docentes y los alumnos.

Claves en el proceso de enseñanza-aprendizaje
 

Se debe estructurar la clase en función de comprender cómo los alumnos construyen el conocimiento y lo hacen significativo.

¿Como se aprende?
  • Motivación, generada por multiples causas, externos e internos, conscientes o inconscientes.
  • Finalidad, la de recuperar o mantener estables las condiciones de equilibrio de búsqueda.
  • Significado, para el caso de la formación de usuarios, estará en relación con el uso que se le dé a la información obtenida.
¿Qué quiero que aprendan los usuarios/alumnos?

Para tratar de explicarlos el docente selecciona aquella información que considera pertinente. Se pregunta sobre cuáles son los conceptos básicos que los alumnos deben conocer y manejar.
  • Clase magistral, el docente concentra el saber. No hay intervención de los alumnos en el proceso.
  • Clase expositiva dialogada, el docente genera espacios de aprendizaje. Hay una mayor participación por parte de los alumnos. Requiere de algunos conocimientos previos.
  • Taller, participación activa del docente y los alumnos. Las actividades se realizan conforme a los objetivos. El conocimiento se construye.
  • Técnicas grupales, el docente coordina las actividades. Análisis y exposición de la información por parte de los alumnos.

Bibliografía consultada
Monfasani, Rosa Emma y Curzel, Marcela Fabiana. "Entre teorías y modelos". p. 103-125. EN SU: Usuarios de la información: formación y desafíos. Buenos Aires : Alfagrama, 2006.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada